Hace falta Europa (pero otra)

Ya hay una Europa de dos velocidades: la económica y la otra, la que no interesa a los denominados arquitectos europeos, que es la cultural, la política, la social. Si la Europa económica (a su vez dividida en varias velocidades; una de ellas, por ejemplo, los países de al UE que tienen el euro y los que no) va como va, las otras en realidad nunca han ido como debieran.Este fin de semana Rafael Argullol hablaba en un interesantísimo artículo de la “fragilidad civilizatoria del proyecto europeo”. Más que fragilidad, me atrevería a decir que podríamos hablar incluso de inexistencia; un proyecto eminentemente económico que ha confundido construcción política con burocracia, que ha unificado las voces al mínimo común denominador con el resultado de que la suma de las partes ha acabado siendo más débil que las voces individuales (estoy pensando en la política exterior, por ejemplo). Un proyecto, en definitiva, a la altura de una decadencia del continente que, por ponerle una fecha simbólica de inicio (discutible como todas), empezó el 28 de junio de 1914 cuando en Sarajevo murió tiroteado el archiduque Francisco Fernando de Austria. Un proyecto que ha visto cómo la crisis económica destruía lo poco que se había construido.

La crisis económica de la deuda soberana, convertida ya en la crisis económica de la zona euro, ha puesto de evidencia con toda su crudeza el magro papel actual que tiene Europa en la economía mundial, superada por las economías emergentes que rugen en Asia, las estepas rusas y América Latina. Un papel que no mejorará ni a corto ni medio plazo por los mismos motivos por lo que ya hace tiempo que se veía venir el declive de unos y el ascenso de otros. La centralidad económica está (y estará durante bastante tiempo) en otros lares.

Pero esto no significa que Europa no tenga un lugar bajo el sol geopolítico. Lo apunta Argullol: “La definitiva disolución del proyecto europeo dejaría vía libre a opciones totalitarias que gozan de un prestigio, históricamente inesperado, como eficaces antídotos frente a la crisis”. Existe una historia europea común, de dos caras: la mala es la colonización, las guerras, el antisemitismo, el racismo, el expolio de todos y cada uno de los otros rincones del globo que los europeos “descubrieron”. La buena es la ilustración, la exportación de la doctrina de los derechos humanos (pese a que formalmente nace con la Declaración de Independencia de EEUU), el concepto de Estado de Bienestar vinculado al de democracia, la idea de justicia social. Conceptos contradictorios, lo cual es la base de cualquier identidad inquieta y abierta. Y conceptos que en algunos casos esta crisis se está llevando por delante.

Europa, romana y carolingia, de corazón católico y cerebro protestante, ahora no sabe lo que es ni quién es. Puede volver (por otros medios) al 28 de junio de 1914 y desangrarse en guerras entre sus partes (los sureños vagos; los germanos prepotentes); Puede camuflarse con el paisaje dominante (devaluar sus estructuras políticas y sociales para dotarse de tecnócratas y Estados adelgazados con los que competir contra chinos, rusos, indios y hasta estadounidenses); O puede hacer ajustes y reformas, pasar el mal trago lo mejor posible, salvar al máximo los muebles que merezca la pena salvar (sistemas de salud y de educación de calidad públicos, por ejemplo) y después afianzar una manera europea de hacer las cosas que aunque no sirva de contrapeso económico a las potencias emergentes en un sistema globalizado al menos sí sea un modelo alternativo de convivencia entre lo político, lo social y lo económico.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s