Lágrimas en Alejandría

Grecia. Algo más de seis meses. ¿Cuánto dinero han perdido Grecia y España, e Italia, Portugal e Irlanda, en el último medio año? Ese es el tiempo transcurrido entre la propuesta de referéndum de Georges Papandreou que Merkozy tumbó y las elecciones del pasado domingo, referéndum de facto que acabó ganando el sí a seguir a la eurozona, el sí al euro y el sí a la factura que todo esto implica. Si ese sí se hubiera dado hace seis meses, ¿cuánto dinero nos habríamos ahorrado con ese mensaje de tranquilidad a los mercados, por usar el léxico de los partidarios de la purga prusiana?

Egipto. Militares contra Hermanos Musulmanes, con los hombres grises del antiguo régimen, que no son tan antiguos, merodeando y medrando como solían. El campo de juego egipcio se aclara. Por si hacía falta, este fin de semana tuvimos la enésima constatación de que la prensa occidental anda muy despistada (con contadas y honrosísimas excepciones) respecto lo que ocurre en Oriente Medio. Tahrir es bella, Tahrir es ilusionante, Tahrir es lo mejor que puede deparar la juventud árabe pero Tahrir, ¡ay!, no es Egipto, ni siquiera es mayoritaria en Egipto. Twitter mola, las revoluciones 2.0 son una pasada, pero en las urnas se introducen votos, no tuits. Siento ser un aguafiestas analógico.

Grecia-Egipto. El miedo vence. Uno de los aspectos más pasmosos de esta crisis que azota Europa es que, ideológicamente, la ortodoxia capitalista que en gran medida ha causado la depresión ha logrado erigirse como el único pensamiento válido. Volvemos a Egipto: al igual que Tahrir, Syriza mola mucho en Twitter, donde hay mucho ruido sobre esta crisis que es una estafa y se llora, con razón, a los suicidas griegos. Pero a la hora de votar, esa mayoría a la que en las plazas Syntagma de este mundo se suele desdeñar vota presa del miedo. En el caso griego, prevalece el miedo a lo desconocido, a la hecatombe versión Bruselas. En el caso egipcio, a lo desconocido tras décadas de dictadura. No se puede vivir fuera del euro, piensan muchos griegos aunque no lo tuiteen. Es lo que les han inoculado por todas partes. Es cierto eso del 1% y del 99%. Lo que pasa es que el 99% no es homogéneo.

Grecia-Egipto. En Grecia, han elegido para salir del pozo a los mismos que, entre otras cosas, falsearon las cuentas durante años. En Egipto, la vía a la democracia tras años de dictadura se aposenta en el Ejército, los hombres grises y los Hermanos Musulmanes, ninguno de los cuales pasa un examen de valores democráticos.

Muchos en Alejandría, el hermoso puente entre Grecia y Egipto, compartieron lágrimas  este fin de semana.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s