‘Bullshit’ en Siria

La gracia, por decirlo de una manera desagradable, de lo que está sucediendo en Siria es que rompe esquemas preconcebidos. Lo cual, por otra parte, no deja de ser la marca de la casa de Oriente Próximo, el lugar donde las alianzas jamás son lo que deberían, la gente no vota lo que se supone que debe votar (cuando la dejan) y las revoluciones no las ganan los que deben ganarlas. Al romperse los esquemas, el panorama del campo de batalla es caótico. Y es entonces cuando surgen, si es que existen, los principios.

Al principio, intentamos dividir lo de Siria entre buenos y malos bajo los estándares habituales. Es sencillo, y ayuda a entender mejor el mundo. A un lado, Bachar al Assad (e Irán); al otro, Israel (y EEUU, claro). Por tanto, si un grupo de demócratas quería derrocar a Assad, había que darles todo el apoyo. Entonces era primavera en el mundo árabe, así que miel sobre hojuelas: Assad era un dictador. Como Mubarak. Como Gadaffi. Como Ben Ali. La lógica también funcionaba a la inversa: para muchos opositores de la ocupación israelí de los territorios palestinos, Assad era el bueno, porque ayudaba a los palestinos. La sede de Hamas estaba en Damasco. Era el contrapeso (enemigo) a Israel, aliado de Hizbolá, azote de sionistas. ¿Dictador? Tal vez, pero toda la culpa es de Israel, como todo el mundo sabe.

Pero las cosas, ay, pronto, muy pronto, empezaron a complicarse. Porque surgieron muchos contrarios a la ocupación israelí que también lo eran de Assad y, al mismo tiempo, estaban en contra de un ataque israelí de Irán. Anti-israelí, anti-Assad, anti-intervención en Irán… Pero es que, además, el apoyo principal de Siria (Irán al margen) era Rusia… presidida por ese demócrata que es Vladimir Putin (ding, dong, ¿Chechenia? ¿Georgia?) Reorganización de filas, pues, no dejemos que la realidad rompa la dinámica de buenos y malos en nuestro análisis. A un lado, los defensores de la democracia y contrarios a la tiranía, dando apoyo a los rebeldes. Al otro, los defensores del ‘statu quo’, dando apoyo a Assad por acción (Rusia) u omisión (Israel, EEUU, la UE). ¿Irán e Israel y EEUU en el mismo bando? Bueno…

Claro, que pronto se supo que a los rebeldes sirios los armaban Turquía (¿los kurdos?), Arabia Saudí (otra democracia) y Qatar (qué decir de su Constitución…) Y, en una proporción que en el fondo nadie sabe cuál es, entre sus filas hay islamistas, esa gente a la cual hemos convenido en llamar Al Qaeda, sí, esa gente a la cual combaten… EEUU e Israel y que dicen tener como una de sus prioridades la liberación de los territorios palestinos ocupados…

Ahora Israel ha bombardeado cerca de Damasco almacenes que albergaban misiles que, según el espionaje occidental, iban dirigidos a Hizbulá. Como dice Robert Fisk, qué generosidad, qué desprendimiento, el del régimen sirio, que justo ahora que lucha por su supervivencia le sigue prestando misiles a Hizbulá para que ataque a Israel en su nombre… Total, hay que disimular, para qué va a bombardear directamente Siria con esas mismas armas, ya que lo único que ha hecho Israel es bombardear Damasco… ¿Da apoyo, entonces, Israel a los nobles rebeldes que luchan contra un tirano?

Claro, no es de extrañar que el pobre Barack Obama esté un poco indeciso, el hombre, entre partido y partido de golf, pensando ya en el inexistente legado que probablemente dejará para la historia. En Siria, Obama tiene como objetivo al mismo tiempo no gastar dinero, no enviar soldados a otro ‘fucking’ país árabe, evitar una guerra civil (¿qué es, entonces, lo que ha habido allí los últimos años?), preservar los intereses propios, los de Israel, los de Arabia Saudí, debilitar Irán, destruir Hizbulá, evitar un nuevo Afganistán y otro Irak, frenar las ansias políticas de Turquía, controlar con la mirada a Qatar, impedir que Netanyahu la líe en Teherán, mirar con el ojo de halcón si los combatientes (¿cuáles de ellos?) han traspasado o no líneas rojas, y vigilar Gaza no sea que Hamas envíe algún cohete a Sderot, que aunque está lejos y no tiene nada que ver seguro que tiene algo que ver, que por algún motivo llevan barba, no fastidies. Ah, claro, y la población civil.

¡Ah! La población civil. Es una pena que no se la puede proteger con un par de discursos en El Cairo.

En medio del caos, esto es lo único de lo que estamos seguros. En Siria se mata a manos llenas, sin distinguir creencias, sexo ni edad. A niños, jóvenes, adultos y ancianos. A militares y milicianos. A culpables e inocentes. A asesinos y verdugos. Con balas, machetes, piedras, obuses y, todo indica que es así, con gas sarín. Hasta con las manos desnudas, si es necesario.

Podría analizar lo que está sucediendo, buscar a mis propios buenos y malos, mi confortable zona de grises. Interpretar las señales, buscar los indicios, rebuscar las intenciones, cavar en la historia, hablar de la guerra que marcará Oriente Próximo, del eje suní-chií, qué sé yo, de Netanyahu y de Chuck Hagel, o recordar al pobre, pobre Líbano, desdichado país desangrado de nuevo por otros. Pero no lo haré. No lo haré porque en lo que a Siria se refiere no voy a esperar a que pasen los años, no aguardaré a que en un ejercicio de autointrospección a lo Srebrenica, a lo Ruanda, a lo Sierra Leona, nos preguntemos en el futuro cómo permitimos (así, en plural mayestático) que sucediera lo que está sucediendo allí. No. Por lo que a mí respecta, el conflicto sirio es muy sencillo, de él sólo extraigo una conclusión, cristalina, naíf: exigir a la UE y EEUU (que son los que pueden, al menos, intentarlo) que pongan fin a la masacre. Nada más y nada menos.

Llegar a otra conclusión me parece una ausencia de principios disfrazada de análisis. ‘Realpolitik’ de estar por casa. ‘Business as usual’. ‘Bullshit’, para que me entienda Obama.

@jcbayle 

Anuncios

3 pensamientos en “‘Bullshit’ en Siria

  1. Pues dado el nivel intelectual peninsular, a la hora de elegir entre buenos i malos sin reflexionar demasiado ( la política cansa la neurona i la internacional no digamos) Los del Barça apoyan a los aliados de Qatar i los del Madrid a los contrarios. Aunque lo digo con sarcasmo, la realidad superará este comentario.

  2. Pingback: Obama y las guerras estúpidas | Décima Avenida 2.0

  3. Pingback: Emojis y refugiados | Décima Avenida 2.0

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s