Gaza respira, pero gana la ocupación

Artículo publicado en la edición impresa de El Periódico de Catalunya el 28 de agosto del 2014

Más de 2.100 muertos, 508 de ellos niños después, miles de palestinos se lanzaron a las calles de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este para cantar victoria por un alto el fuego que, si bien desde el punto de vista humanitario es una excelente noticia, no es más que una tregua: el bloqueo no se levanta (se alivia, y ya veremos cuánto) y la reconstrucción de la franja, si se lleva a cabo, la dejará en el punto donde estaba a principios de julio: asfixiada, paupérrima, dependiente en todo de Israel y solo aliviada por el Egipto de Abdelfatah al Sisi cuando a El Cairo le place. Cuesta ver qué ha ganado la población palestina, y sin embargo lo celebra, porque para ellos, resistir es sobrevivir y sobrevivir es vencer. Sigue leyendo

Hasta la próxima

La del martes fue en Jerusalén Este, desde donde escribo este post, una noche de alegría: pirotecnia, cláxones, cánticos, algunas banderas en una zona que desde el asesinato de Mohamed Abu Kheidar (lo quemaron vivo colonos, no hay que olvidarlo) está sufriendo esa cara de la ocupación israelí que pasa desapercibida: decenas de detenciones nocturnas, controles policiales aleatorios, inspecciones de vehículos… Si hubo fiesta grande en Jerusalén Este, y en Cisjordania, y por supuesto en Gaza, fue por un hecho tan sencillo y tan de celebrar como que por un tiempo Israel dejará de destruir a bombazos Gaza. Fiesta grande, por tanto, por el hecho de haber sobrevivido y de seguir sobreviviendo. Para los palestinos, sobrevivir es resistir, sobrevivir es vencer, lo cual dice mucho, lo cual lo dice todo. Sigue leyendo

Por un puñado de retuits

Cuando yo iba a la facultad de Periodismo en los 90, el profesor Miquel Rodrigo explicaba muy bien que un acto terrorista es un acto comunicativo. Razonaba Rodrigo que el acto terrorista es un mensaje de violencia extrema que pretende difundir el terror en el seno de una sociedad. Por tanto, a diferencia de otros tipos de asesinatos o actos violentos, el acto terrorista busca difusión, notoriedad, no existe un acto terrorista cometido con discreción. Para ello, en la época tradicional de la comunicación de masas, el acto terrorista se basaba sobre todo en uno de los elementos que hacen que el acontecimiento se convierta en noticia: la espectacularidad. A más espectacularidad, más difusión. El 11-S es el mejor ejemplo. Sigue leyendo

Retazos

Durante este mes largo de destrucción de Gaza, en Facebook he ido publicando pequeños textos. Aquí copio algunos, en orden cronológico inverso, empezando en agosto y acabando en el inicio de la crisis. Muchos de ellos tienen en común que son un intento de desmontar el discurso mediático y político dominante. Otros son desahogos ante la acumulación de sinrazón o, dada la facilidad que dan las redes sociales, ideas a vuelapluma que después han acabado siendo un artículo en el diario o en el blog. Sigue leyendo

Una duda razonable

El ataque de la embajada de Israel en España a Yolanda Álvarez no es un caso único. Críticas parecidas se dan en Estados Unidos (donde el discurso dominante aplastantemente no ya pro, sino directamente israelí, se ha resquebrajado un pelín durante esta ronda de destrucción en Gaza), Reino Unido y en países latinoamericanos. El proceso es similar: a un periodista de un medio destacado se le ataca de forma durísima e inaceptable por mostrar la destrucción que ha generado Israel en Gaza. Se le acusa de lo contrario de lo que hace: de propagandista, de ser vocero de Hamas, de sólo dar voz no ya a los palestinos, sino a los islamistas, sin contextualizar lo que sucede con las razones de Israel. En ocasiones el ataque viene de la embajada; en otras son otros medios y colegas los encargados de hacer el trabajo. El fenómeno no sólo se da en la prensa; que le pregunten, si no, a Penélope Cruz y Javier Bardem, culpables de pensar que en este asunto en EEUU existe la misma libertad de expresión que en España o que Israel tiene el mismo peso allí que, digamos, Marruecos. Probablemente no volverán a cometer el mismo error. Sigue leyendo

El ‘hall of fame’ de la embajada de Israel

Artículo publicado en la versión digital de El Periódiódico de Catalunya el 1 de agosto del 2015

Ahora resulta que TVE, a través de su extraordinaria corresponsal en Jerusalén, Yolanda Álvarez, es Hamás, más concretamente “correa de transmisión de los mensajes, cifras, imágenes y datos de Hamás”, en palabras de una portavoz de la embajada de Israel en España. No son solo Hamás los civiles muertos en Gaza, decenas de ellos niños (no pongo cifras porque al ritmo de muerte y destrucción que hay en Gaza quedan pronto desfasadas) y en general todos los palestinos. No, Hamás también son Yolanda Álvarez y, por extensión, toda la prensa española e internacional en Gaza. Y Jon Stewart. Y la ONU. Y Stephen Hawking. Y Desmond Tutu. Y periodistas israelís como Gideon Levy y Amira Haas. Todos, Hamás. Todos, antisemitas (en caso de que sean judíos, son judíos que se odian a ellos mismos). Sigue leyendo