Gana Jabotinsky

Los ciudadanos israelíes han votado, y para sorprendente sorpresa de muchos, Binyamin Netanyahu sigue donde estaba: al mando del país. Resulta pasmoso que a tantos resulte pasmoso que un país sociológicamente nacionalista extremo vote a partidos nacionalistas extremos. No se trata sólo del Likud: sumemos el resultado de aquellos partidos que política, social y religiosamente son o se consideran de derechas o conservadores y quienes no. El resultado es abrumador. Unos apuntes sobre el resultado electoral: Sigue leyendo

Anuncios