G-e-n-t-e

¿Qué es lo que quieres hacer?, me preguntan algunos. ¿Dejar entrar a toda esa gente que viene sin papeles, sin pasaportes, que vete a saber cuántos están infiltrados por el Estado Islámico? ¿Quieres que nos convirtamos en Europa en los grandes paganos de las injusticias del mundo?, me dicen. Nosotros también tenemos problemas, añaden, no podemos ni pagar una sanidad decente para nosotros, cómo vamos a pagársela a ellos, si no podemos ni garantizar la educación de calidad para nuestros hijos cómo vamos a pagársela a los de ellos, qué culpa tenemos nosotros, los europeos, de que ellos tuvieran a Gaddafi, o a Assad, o a Saddam, de que no hayan hecho la ilustración, de que la religión los empobrezca, de que sus líderes los tiranicen, de que no sepan organizarse ni prosperar, pobre gente. Y dicen gente de esa forma, con esa entonación, con esa forma de masticar las letras, g-e-n-t-e, que te hacen desear jamás, por favor, que jamás yo sea g-e-n-t-e para ellos.

G-e-n-t-e. G-e-n-t-e que se ahoga en el Mediterráneo a centenares, pobres, refugiados, represaliados. ¿Podemos al menos acordar que si alguien se ahoga en el mar a bordo de una embarcación precaria y muy por encima de su capacidad deberíamos como mínimo, por pura decencia humana, rescatar a los náufragos? Hombre, sí, claro, te dicen, pero después arrugan la nariz, como si estuvieran oliendo en ese mismo instante el aroma, el hedor, a g-e-n-t-e hacinada durante días, apiñada, amontonada, en un pesquero sin nombre, y añaden: pero es que el efecto llamada, ¿sabes? Pero es que las mafias, ¿no lo entiendes? Si saben que los vamos a rescatar, las mafias entonces enviarán a más g-e-n-t-e, les cobrarán más, pedirán más dinero, total, les dirán, no tenéis riesgo, no corréis ningún peligro, esos tontos de los europeos ya se gastarán el dinero rescatándoos. Ser tonto, por supuesto, es rescatar a g-e-n-t-e que se ahoga en el mar.

Para ayudar a esa g-e-n-t-e, me ilustran, hay que trabajar en los países de origen. El problema –porque esa g-e-n-t-e es un problema, afrontémoslo– está allí, y allí está la solución. Hay que reforzar los Estados, hay que ayudarles a patrullar sus costas, hay que formar a sus fuerzas de seguridad, hay que proporcionarles herramientas para combatir las mafias, hay que crear las condiciones para que no se vean empujados a venir a nuestras costas, a nuestros barrios, a nuestras ciudades. ¿Más dinero en cooperación, entonces?, les pregunto. Bueno… ya se sabe que las ONG son unas corruptas, nunca sabes si el saco de arroz que les diste de verdad va a parar donde debe… ¿Comercio justo, pues? Uy, es muy caro, que por un jersey en un mercadillo te cobran el doble que en el Zara. ¿Reparaciones por lo expoliado desde la colonización para acá? No exageres, el típico buenismo que tanto daño nos hace. ¿Justicia? ¿No apoyar a sátrapas que nos venden barato los recursos naturales? ¿Redistribuir la riqueza? ¿Asumir nuestras responsabilidades en lo que está sucediendo? Eh, eh, para el carro, no, si encima para ayudar a esa g-e-n-t-e vamos a tener que desmontar lo nuestro, saltan, que estoy ya un poco hasta aquí de este victimismo, que yo no colonicé a nadie, que yo sólo quiero tener una vida normal en un país normal, ya vale de culpabilizar a la gente normal, que también tenemos nuestros problemas. Me sabe muy mal por esa g-e-n-t-e, pero nadie les pone la pistola en el pecho para subirse a esos barcos, cada uno debe asumir la responsabilidad de sus actos, a veces pienso que si tanto te gustan, si tanto te preocupan, deberías irte con ellos, pero cuidado no te rebanen el pescuezo, ¿eh? Tú, ¿con quién estás, con nosotros o con ellos? Porque no hay para todos, asúmelo, me dicen, mientras mastican la palabra: g-e-n-t-e.

Gente normal, realista, pragmática, esto es lo que hay, qué le vamos a hacer, yo no he hecho las normas, encogedores de hombros, justificadores de lo injustificable. Y g-e-n-t-e que muere ahogada en el mar. La banalidad del mal, lo llamó Hannah Arendt.

@jcbayle

Anuncios

2 pensamientos en “G-e-n-t-e

  1. Pingback: G-e-n-t-e | AGENCIA DE NOTICIAS PRENSA ECUMÉNICA - ECUPRES

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s