Viñetas desenfocadas

Una viñeta, otra vez. Esta vez no es ‘Charlie Hebdo’ presentando al niño Aylan como un adulto violador de mujeres, sino ‘El Jueves’ cargando con dureza contra el Estado de Israel en unas viñetas que han organizado una gran polémica. La comunidad judía en España ha anunciado que va a emprender acciones legales contra la revista por antisemitismo, ya que a su juicio las viñetas “contienen insultos a la religión, a los fieles y a los textos judíos”. Aquí podéis ver la doble página.

A mí, estas viñetas de ‘El Jueves’ no me han gustado. Sigue leyendo

Anuncios

La caída del caballo de Thomas L. Friedman

Y Thomas L. Friedman se cayó el caballo. En este artículo en The New York Times, el prestigioso periodista llega taaaaarde a la obvia realización de que la solución de los dos Estados en Palestina e Israel es una idea muerta ya que lo que hay de facto en la zona es un Estado desde el mar hasta el río. A partir de aquí –bienvenido al mundo real, aunque sea con más de una década de retraso– Friedman lista los culpables de que se haya muerto ese proceso de paz que tanto le ha dado de comer durante tanto tiempo: la extrema derecha (colonos) israelíes, Binyamin Netanyahu, Hamas (por elegir no convertir Gaza en Singapur (sic), en serio, lo dice en serio) y Mahmud Abbás por echar a Salam Fayyad (recontrasic) y dedicarse a buscar resoluciones de la ONU (qué desfachatez) en lugar de construir un Estado (recontracontrasic). Friedman dedica, por supuesto, más espacio a las culpas de Hamas y Abbás que a las de Netanyahu.

Sigue leyendo

Contra el olvido

(Texto preparado para la presentación del libro de Teresa Aranguren y Sandra Barrilaro ‘Contra el olvido, Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba, 1889-1948’)

Resulta un ejercicio impactante observar con detenimiento las fotografías que conforman esta joya que es ‘Contra el olvido, Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba, 1889-1948’. Es impactante porque muestra una vida, la palestina, que existía antes de la creación del Estado de Israel, a pesar de ese mito de la tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra, que siempre me ha parecido uno de los más crueles de los del sionismo y al mismo tiempo uno de los más clarificadores, ya que muestra en toda su crudeza la base colonialista y nacionalista extrema de esta ideología.

Viendo las fotos, por ejemplo, de la sesión de cine al aire libre en Halhul, o la del equipo de la Radiodifusión palestina, o los retratos de Alexia Khoudry en vestido de noche, tan alejadas del cliché árabe que tenemos hoy, es inevitable pensar ¿y si?: ¿Y si Palestina no llevara más de un siglo envuelta en guerras, ocupación, apartheid? ¿Y si la comunidad internacional no hubiera incentivado, auspiciado y permitido lo sucedido desde que a finales el siglo XIX se instaló la primera colonia sionista en la Palestina histórica? Sigue leyendo