Viñetas desenfocadas

Una viñeta, otra vez. Esta vez no es ‘Charlie Hebdo’ presentando al niño Aylan como un adulto violador de mujeres, sino ‘El Jueves’ cargando con dureza contra el Estado de Israel en unas viñetas que han organizado una gran polémica. La comunidad judía en España ha anunciado que va a emprender acciones legales contra la revista por antisemitismo, ya que a su juicio las viñetas “contienen insultos a la religión, a los fieles y a los textos judíos”. Aquí podéis ver la doble página.

A mí, estas viñetas de ‘El Jueves’ no me han gustado.

Antes de seguir, un poco de contexto: la doble página forma parte de una sección fija llamada Desechos Históricos en la que se realiza una sátira sobre el pasado y las costumbres de distintos pueblos o culturas bajo el lema “Hermosas historias 100% reales”. Junto al dibujo, se aportan datos reales, en este caso, de la ocupación de Israel de los territorios palestinos. Como reacción a las críticas de la comunidad judía, se ha redactado un manifiesto de apoyo a ‘El Jueves’.

Y unas frases del propio autor, Julio A. Serrano, citadas por varios medios:

— “Todos mis dibujos tienen dientes de vampiro. Respecto a la forma de dibujar a un judío siempre lo haces con la nariz de esa manera. Es lo mismo que dibujar a un griego con nariz de griego o a un banquero con chistera y puro”.

— “No se trata de un ataque concreto hacia los judíos. Ataca a las leyes del Estado de Israel (…) Los humoristas que hacemos crítica social no nos podemos callar ante injusticias como las que ocurren en ese Estado”.

— “La población que ha sufrido el holocausto debería tener una mayor sensibilidad a la hora de respetar los derechos de otras culturas. Algo que en Israel no siempre está pasando”

— “Demasiadas veces se presenta a Israel como la democracia de Oriente Medio y las viñetas lo que cuentan en clave de humor es que es un Estado teocrático basado en un principio religioso y por tanto incompatible con la democracia”

— “Todo está perfectamente documentado. No existe ninguna motivación religiosa ni mucho menos antisemita sino que simplemente hay elementos de crítica al Gobierno de Israel por su comportamiento, represión, vulneración de la legislación internacional y contra los DDHH en los territorios ocupados”, afirma.

A mí, decía, las viñetas me han desagradado bastante.

Falsa ecuación

De entrada, porque se basan en la ecuación judío=sionista=israelí. Antisemitismo es una de las acusaciones habituales con la que suele ser recibido alguien que critique al Estado de Israel. El Estado de Israel no es un proyecto del judaísmo para dotarse de un régimen teocrático, sino del sionismo, y el sionismo se presenta a sí mismo como un movimiento político que propugnaba “el restablecimiento” de una patria para el pueblo judío. Tras desechar otras opciones, los sionistas eligieron la Palestina histórica, lo que el judaísmo llama en sus libros sagrados la Tierra de Israel. El sionismo nace a finales del siglo XIX como un movimiento político laico de los judíos de centroeuropa. Es, por tanto, una parte del judaísmo la que crea este movimiento, que se sustenta en una ideología política basada en el nacionalismo y en el colonialismo, no en la religión. De la misma forma que cualquier otro nacionalismo, el sionismo intenta convertir la parte por el todo. Crucial para su proyecto político es esa ecuación judío=sionista=israelí. Una ecuación falsa. Hay judíos (algunos de ellos, ultraortodoxos) que no son ni sionistas ni israelíes; hay israelíes que no son sionistas (pocos) y que no son judíos (más de millón y medio de palestinos con nacionalidad israelí); hay sionistas que no son ni judíos ni israelíes. La ecuación, al margen de una usurpación del judaísmo por parte del sionismo, es una fenomenal herramienta propagandista.

Las viñetas que eligen como protagonista a un judío ultraortodoxo (un factor religioso) siguen esa pauta y le hacen el juego a esa idea. No es ni de lejos un judío ultraortodoxo la imagen que mejor representa lo que es Israel. En este sentido, es más real un judío sionista con un fusil colgando del hombro que habla con inglés de Brooklyn o castellano de Argentina.

¿Por qué entonces el judío ultraortodoxo? Lo dice el mismo dibujante: porque esa es “la forma de dibujar un judío”. Cierto. Lo ha sido siempre, durante siglos. Fe de ello da la extensísima bibliografía antisemita en toda Europa, en la que la caricaturización del judío ultraortodoxo con aspecto iracundo es recurrente. No creo que la intención de ‘el Jueves’ fuera, como le acusan, de hacer un libelo antisemita, pero sí ha elegido una forma clásica de hacer propaganda antisemita. Que se haya hecho siempre así no significa que no sea una representación antisemita: durante muchos años los negros en EEUU eran actores blancos con la cara pintada. Eso, hoy, se considera de un racismo intolerable. Que Israel y sus lobis griten “antisemitismo” cada vez que hay una crítica al sionismo no significa que el antisemitismo no haya existido, que no exista y que no tenga su iconografía. El judío ultraortodoxo malvado es una de ellas.

En este sentido, es más acertado para criticar a Israel dibujar a un soldado, como hacen otras viñetas de la doble página. Ese soldado lleva un casco a lo alemán en una clara referencia al nazismo, un terreno siempre pantanoso cuando de criticar a Israel se trata y que sólo tiene una consecuencia evidente: restar fuerza a la crítica. Además, las viñetas transmiten otro de los mitos falsos de Israel: “Vale, sí, el Holocausto fue horrible y derivó en la creación de un Estado de Israel para que los judíos pudiesen vivir en paz…” Que Israel se creó para que no se repitiera la atrocidad del Holocausto es una de las herramientas más poderosas y eficaces del sionismo. No es cierto. La primera colonia sionista se instala en el territorio de la Palestina histórica a finales del siglo XIX; la declaración de Balfour en favor de la creación de un “Hogar Nacional judío” en Palestina es de 1917.

Control de circuncisión

Hay una viñeta en la que un soldado, para ilustrar la red de carreteras en Cisjordania que conecta asentamientos con localidades del otro lado de la Línea Verde y que son de uso exclusivo para israelíes, dice: “Control de circuncisión. Por favor, asome lentamente el pene por la ventanilla”. No es la única vez que en la doble página se usan referencias religiosas, y es una constante a la hora de hablar de Israel: esas noticias en las que se dicen que los tanques judíos invaden Gaza, o aquellas en las que se habla de bombardeos judíos o de la represión judía. No hay tanques de religión judía; hay tanques de nacionalidad israelí. No hay una ocupación judía de los territorios palestinos, hay una ocupación israelí. Culpar a una religión de las políticas de un Estado, por mucho que ese Estado actúe en su nombre, no es de recibo. ¿O es que no nos hartamos muchos de decir que el Estado Islámico no es el islam? Por no decir que muchos musulmanes también se circuncidan, una práctica que el Islam basa en el Génesis, que es de donde surge la tradición del judaísmo.

Pese a que la información que ofrece la doble página sobre el sistema de la ocupación, las leyes de propiedad, la electricidad, el agua, las carreteras del apartheid, etcétera, es cierta, si el objetivo de ‘El Jueves’ era denunciar las políticas de Israel y “ayudar a los palestinos”, flaco favor les hace: difunde mitos básicos del sionismo y da munición a los que gritan “antisemitismo” contra cualquier crítica rigurosa.

En este sentido, ‘El Jueves’ hace lo mismo que ‘Charlie Hebdo’ por ejemplo en la infausta caricatura de Mahoma con un turbante en la cabeza (errata: esta viñeta la publicó el diario danés ‘Jyllands-Posten’ y no formaba parte del paquete de caricaturas publicadas por la revista francesa; la errata no invalida la frase, se aplica a otras viñetas publicadas por ‘Charlie’): la revista francesa cogía un acto político (los atentados terroristas) cometidos en nombre del Islam y los atribuía a todo el islam, poniendo la lupa en los musulmanes, ‘El Jueves’ coge los actos del Estado de Israel cometidos en nombre del judaísmo dentro del proyecto sionista y los atribuye al judaísmo. Son viñetas desenfocadas.

Eso sí, hay que pedir para ‘El Jueves’ la misma vara de medir que para ‘Charlie Hebdo’: ¿lo de Mahoma y el turbante y lo del niño Aylan violador fueron libertad de expresión o islamofobia? Pues eso.

A la hora de dibujar Palestina y la ocupación, yo más que el estilo ‘Charlie Hebdo’ o de ‘El Jueves’, prefiero el de Joe Sacco o el de Guy Delisle.

PD: Y por cierto, sí hubo un partido del cannabis en Israel. Tan sionista como Theodor Herzl. Entre otras cosas, proponía que se legalizara la marihuana para que, así, el dinero que el Estado destinaba a luchar contra el tráfico de droga pudiera dedicarse a combatir a los palestinos. Se puede ser sionista, laico, hincharse a fumar porros y patrullar armado hasta los dientes las calles de Hebrón.

@jcbayle

Anuncios

3 pensamientos en “Viñetas desenfocadas

  1. Me parece que las viñetas critican las políticas del Estado de Israel fuertemente lesivas de los derechos humanos y que muy lejos de cualquier fundamentación democrática, se basan en ser o no ser judío. Ese es el hecho como tu mismo reconoces. Todo lo demás que dices es mezclar de nuevo toda la historia del Estado de Israel, el holocausto,… toda la parafernalia que está impidiendo que se den sus derechos a los palestinos. Da igual si el primer judío sionista llegó a Palestina en 1948 o llegó al final del XIX el hecho es que EN ESTE MOMENTO, 2016 no respetan los derechos. Da igual si es sionismo, si la fundamentación es religiosa o de otro tipo, el hecho es que LLEVAN 60 AÑOS sin respetar los derechos legítimos de las personas que ya vivían en esas tierras cuando ellos llegaron. Esta es la crítica que se basa en hechos y sigue sin poder hacerse libermente por… todas esas cosas que tan bien explicas y que te impiden a ti mismo centrarte en los hechos actuales tal cual.

  2. Pingback: Viñetas desenfocadas | AGENCIA DE NOTICIAS PRENSA ECUMÉNICA - ECUPRES

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s