Carmena, amiga de amigos de Israel

Leo: “La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha adherido hoy (lunes, 7 de marzo) a la Declaración de Alcaldes Unidos contra el Antisemitismo. Carmena ha firmado esta declaración junto a René-Pierre Azria, representante del American Jewish Committee (Comité Judío Estadounidense), una de las organizaciones de defensa de la comunidad judía más antiguas de Estados Unidos cuyo objetivo es defender los derechos de los judíos en todo el mundo. Al acto, al que han asistido representantes de este Comité, también ha acudido el presidente de la Federación de Comunidades Judías en España, Isaac Querub.” (aquí, el link)

Efectivamente, la AJC es una de las asociaciones de defensa de la comunidad judía más antiguas de EEUU, creada a principios del siglo XX. Durante décadas, ha trabajado para defender los derechos civiles en aquel país y promover los derechos humanos en todo el mundo… menos en los territorios palestinos ocupados. Como la Anti-Defamation League, la AJC es una organización que también trabaja para defender las políticas de Israel. Es, de hecho, uno de los miembros más destacados de lo que en Estados Unidos llaman el lobi judío. La AJC es una organización que se opone a que se desinvierta y se boicoteen los productos que provienen no ya de Israel, sino de los asentamientos. Es una organización que considera como una pieza clave del “nuevo antisemitismo” la crítica a Israel y/o al proyecto sionista y que en el 2011 publicó un comunicado conjunto con la ADL en el que decía: “America’s friendship with Israel is an emotional, moral and strategic bond that has always transcended politics.” El texto añadía: “Now is the time to reaffirm that Israel’s well-being is best served, as it always has been, by American voices raised together in unshakeable support for our friend and ally”.

La AJC es muy activa en oponerse al BDS. En su web tiene un apartado llamado ‘Pequeña guía para los perplejos’ en la que explica el conflicto entre palestinos e israelíes.  Ruboriza leerlo, ya que difunde sin vergüenza clásicos mitos del sionismo ampliamente refutados por los historiadores hasta el punto de que algunos de ellos ya sólo los difunde la extrema derecha israelí (que es mucha derecha y muy extrema). En la web, en el apartado What we do, el primer punto es: Israel Advocacy. Por citar algunos de estos ejemplos de Advocacy, la AJC afirmó que el informe de la ONU sobre la “guerra” del 2014 en Gaza (500 niños muertos por bombardeos israelíes en 50 días, 10 al día), “criticó injustamente a Israel”. Sobre la Federación de Comunidades Judías en España, tan sólo aportaré esta entrevista en la que, a cuenta también de lo sucedido en Gaza en el 2014, su presidente dio lo que se dice un titular inequívoco: “Siempre con Israel”.

No hay que ser especialistas en nada para saber estas cosas de la AJC, la información está en su web, en wikipedia, en Google. Por tanto, no creo que el Ayuntamiento de Madrid haya actuado con ignorancia. El antisemitismo es repudiable, como cualquier otra forma de racismo y discriminación. Pero al asociar su nombre con asociaciones como AJC, Carmena contribuye a la confusión entre judío, sionista e israelí y a la falsa asimilación de crítica a Israel o al proyecto sionista con antisemitismo. Por no decir que se fotografía con unas asociaciones que con su apoyo sin fisuras a Israel contribuyen a la discriminación de millones de personas en un régimen de apartheid con políticas y acciones ilegales según la legislación internacional.

Si la ignorancia buenista (¿quién puede estar en contra de que se firme un manifiesto en contra del antisemitismo, eh?) no es el motivo por el que Carmena ha firmado este acuerdo con estas organizaciones, debe de haber otro. Quizás, digo yo, lo ha firmado para compensar los tuits de Guillermo Zapata en los que se mofaba de los judíos y del Holocausto. Total, qué importa si para lavar la imagen y hacerse perdonar una impertinencia hay que firmar con organizaciones de este tipo, los palestinos no se quejarán, y si lo hacen ya montaremos unas jornadas en un centro cívico, ¿a quién le importan los palestinos en realidad? (¿Cómo era eso? ¿Diez a uno?)  Además, los palestinos están acostumbrados a que dirigentes de todo pelaje les escupan en la cara para lavar su imagen. Eso es lo que ha hecho Carmena.

Carmena ha descubierto la sopa de ajo. Sacrificar principios de derechos humanos y legalidad internacional para abrazarse a según quién para hacerse perdonar según qué es una cosa más vieja que la tos. Vieja política, lo llaman algunos.

Ya nos vamos conociendo todos.

@jcbayle

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s