Bombardeemos Idomeni

Ya los oigo: “¿Ves?”, dicen, “¿Ves lo que pasa con el buenismo? ¿Ves lo que sucede cuando dejas entrar a hordas de musulmanes? ¿Ves como no se puede abrir la mano? ¿No ves que estamos en guerra y que cuando se está en guerra no se puede dejar entrar al enemigo? ¿Ves como el islam es una quinta columna dentro de Occidente? ¿Ves?”

Son los mismos que dicen que los medios engañan, que no son niños y mujeres los refugiados que se agolpan en Idomeni, sino hombres en edad (y deseo, e intención) de practicar la yihad. Son los que, por no remontarnos mucho, aplaudieron Irak en su momento, quienes piensan que los musulmanes están en guerra contra los valores de Occidente, quienes ven a miles de yihadistas camuflados entre ellos, quienes critican a los refugiados si son pobres y no tienen nada o si son clase media y vienen con iPhone. Son los trolls que están llenando las redes de comentarios racistas y los políticos que ponen mohín de ‘yo ya os lo dije’ en sus cuidadosamente redactados ‘talking point’. Son los que vinculan el atentado de Bruselas con los refugiados para justificar lo injustificable, para justificar a esta vergüenza de Europa. Son los que nos dirán que estamos en guerra y que para ganarla tenemos que recortar libertades, reprimir a la población y bombardear no se sabe qué objetivos en Siria e Irak.

Tengo una idea para ellos: bombardeemos Idomeni. Sí, ¿por qué no? Separemos a familias enteras, rapemos el pelo a los niños, obliguémosles a vivir en condiciones inhumanas, neguémosles al pan, el agua y la hospitalidad. Sí, bombardeemos Idomeni. Deshumanicemos a los árabes y musulmanes, convirtámoslos en una jauría (in)humana, insultemos sus creencias y sus culturas, convirtámoslos en perpetuos sospechosos (“Confirmados gritos en árabe en el aeropuerto de Bruselas” rezaba el titular asqueroso del día en relación a los atentados en Bruselas). Sí, bombardeemos Idomeni. Matemos a inocentes, llenémonos las manos de la sangre de daños colaterales, encojámonos de hombros, suspiremos con fatalismo, esgrimamos la defensa propia, demos más motivos a los fanáticos y a los fanatizados que quieren sumarse a las filas de quienes dicen obrar en nombre de los refugiados y del islam cuando en realidad no representan más que su propia patología, su propia intolerante y asesina visión del mundo.

Sí, bombardeemos Idomeni, que al fin y al cabo allí se congregan aquellos que huyen de horrores como el que se ha vivido en Bruselas.

Sí, bombardeemos Idomeni. Total, llevamos haciendo lo mismo en Siria, Irak, Afganistán y no se sabe cuántos sitios durante no se sabe cuánto tiempo. Total, en Idomeni, menos dispararles, ya les hemos hecho todo lo demás.

Sí, bombardeemos Idomeni. Y luego nos auto-engañamos y nos decimos, a nosotros mismos, satisfechos: un problema menos. Y hasta el próximo atentado.

@jcbayle

PD:  Algunos posts antiguos que pueden leerse a cuenta de la atrocidad de Bruselas:

¿Y las condenas de los musulmanes al Estado Islámico?

Charlie Hebdo

Palabrería Hueca

Esperando a Voltaire

Del Baaz al Estado Islámico

Obama y las guerras estúpidas

Misión cumplida

No en su nombre, ni en el nuestro

Anuncios

2 pensamientos en “Bombardeemos Idomeni

  1. Pingback: ¿Eso es ser europeo? | la recacha

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s