Talibanes con kufiya en Asturias

Leo que el viernes 15 de abril unos 200 escolares de cinco colegios asturianos visitaron el Regimiento Príncipe del cuartel Cabo Noval, donde presenciaron y participaron en un “entrenamiento en conflicto”. Según la información de El Mundo, la visita escolar consistió en: “Críos apuntando con fusiles de asalto. Soldados de verdad con la cara pintada de colores de batalla. Tiroteos con petardos aparentando balas. Niños subiéndose a vehículos de guerra. Y un simulacro de combate donde el enemigo dispara con una ametralladora desde una torre y va identificado ante los menores con pañuelos palestinos”. La excursión escolar ha creado una gran polvareda, primero porque no parece muy educativo que los niños empuñen fusiles de asalto, al menos en horario lectivo. Segundo porque identifica al enemigo terrorista con el “pañuelo palestino”, la kufiya, lo cual, pues hombre, es un pelín islamófobo, una generalización racista y peligrosa como, no sé, identificar a todos los narcos con el sombrero mexicano, a todos los policías con Torrente, a todos los militares con aquellos que vulneran los derechos humanos o a todos los políticos con el ministro de Defensa, Pedro Morenés. Injusto, ofensivo e intolerable.

Al parecer, en su encomiable afán educativo, los soldados no escatimaron en esfuerzos: “Los chicos y las chicas pudieron hacer ejercicios de entrenamiento militar, entrar y tocar vehículos de guerra, observar armamento pesado y manejar fusiles de asalto ante las explicaciones de algunos militares. También aprendieron técnicas de defensa personal, se pintaron la cara de verde y negro camuflaje como algunos de los soldados presentes, participaron en peleas ficticias con guantes de boxeo, vivieron un tiroteo con petardos y asistieron a un simulacro de batalla entre gritos de «¡Atacad al enemigo!» o «¡Cuerpo a tierra!»”. Fue la bomba, vamos.

Lo que más me gusta de la noticia son las explicaciones que cita del Ministerio de Defensa en su afán de quitarle hierro al asunto. No son explicaciones, son perlas dignas del mejor surrealismo español:

— “Los escolares fueron a conocer cómo funciona esa Unidad y a ver el material que tiene. Es una Unidad de élite de la OTAN, un equipo pensado para defender a cualquier aliado y que, por cierto, en sus misiones internacionales ha perdido a algunos miembros defendiendo precisamente el estilo de vida democrático y libre de los niños que los visitaron el viernes”.

— (El uso de la kufiya como símbolo del enemigo) “Es una mera casualidad. No tiene ninguna intencionalidad. En Afganistán el enemigo no lleva pañuelos de colores. ¿Quién es el malo ahora? El malo en Afganistán, en Mali o en Irak es el talibán. Y el talibán no se viste en Dolce y Gabbana”

Talibanes en Mali, burcas en Barcelona

Qué gran verdad que los talibanes no visten de Dolce y Gabbana. Y qué hazaña, la del Ejército español, que ha sido capaz de encontrar talibanes no ya en Afganistán, sino en Mali e Irak, lo cual sin duda supone un cambio geoestratégico revolucionario parecido, no sé, a que de repente hubiera burcas en las calles de Barcelona. Por lo visto, a los niños les encantó la visita, y eso es lo que de verdad importa, ¿no?, que los niños estén contentos. “Yo quiero ser soldado de mayor y utilizar un AK-47”; “Esto mola mucho. Me gusta oler el peligro”, cita a un par de ellos la noticia. Cómo mola, quién sabe, tal vez a partir de ahora cuando vean a un árabe con kufiya paseando por su barrio como no tendrán un kalashnikov a mano igual le tirarán un par de piedras. O le llamarán terrorista. Todo por la patria.

Dejando de lado el racismo, la islamofobia y la duda razonable sobre cómo demonios educamos a los niños, asusta la ignorancia, los prejuicios y los estereotipos de soldados que, como bien dice el Ministerio, participan en misiones de paz por el mundo, la mayoría en países árabes o musulmanes. La kufiya es el pañuelo tradicional de todos los hombres árabes, los musulmanes y los cristianos. El blanco y negro suele estar más vinculado a Palestina, el rojo y blanco a los hachemitas y el blanco a los saudís, aunque hoy en día la mezcla de colores y zonas geográficas es muy heterogénea. Yasir Arafat lo lució por primera vez en una conferencia en Praga en 1959. Para acentuar su palestinidad, el líder palestino eligió el pañuelo porque simbolizaba las esencias (rurales, como la inmensa mayoría entonces de Palestina) de lo árabe frente a la pérdida de referentes de ciudades como El Cairo y Damasco. Con el tiempo perfeccionó tanto su uso que solía caerle por la espalda formando un triángulo que se asemejaba (más o menos) al mapa de la Palestina histórica y lo convirtió en símbolo de la causa palestina. Pero que Arafat lo utilizara como símbolo no significa que lo inventara él, y llamar a la kufiya símbolo de la yihad es una generalización peligrosa. Porque por este mismo motivo serían terroristas islamistas los reyes de Jordania y Lawrence de Arabia, al que es imposible imaginarse sin su versión de la kufiya, así como los cristianos del Líbano o de Belén, que también la lucen.

Kufiya verde oliva

Y sí, es verdad, los talibanes no visten de Dolce y Gabbana. Pero tampoco con kufiya. La mayoría de ellos son pashtunes, y como tales suelen llevar pakul  o, si no hace frío, el kufi. Claro que hay talibanes (y combatientes árabes en Afganistán) con kufiya, de la misma forma que el Ejército de EEUU, el de Gran Bretaña y el de Australia incluyen en su uniforme una kufiya verde oliva en según qué destinos (entre ellos, Afganistán). Vigilad, pues, niños con kalashnikov: si vais de misión internacional y veis a un tipo fornido, armado y con kufiya igual no es un malo, sino un bueno (sí, ya sé que esto en términos militares es un poco lioso, pero es verdad, creedme).

No sé qué me preocupa más: el racismo en el Ejército, que se enseñe a los niños que los malos llevan kufiya, que el Ministerio de Defensa crea que hay talibanes en Mali o que se les diga a los pequeños que los malos no visten trajes de  Dolce y Gabbana. ¿Qué visten, si no, los que venden armas a los grupos terroristas, los que los financian, los que los amparan, los que crean las condiciones sobre el terreno para su aparición y crecimiento? ¿Kufiya? Anda ya.

@jcbayle

Anuncios

3 pensamientos en “Talibanes con kufiya en Asturias

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s