Talibanes con kufiya en Asturias

Leo que el viernes 15 de abril unos 200 escolares de cinco colegios asturianos visitaron el Regimiento Príncipe del cuartel Cabo Noval, donde presenciaron y participaron en un “entrenamiento en conflicto”. Según la información de El Mundo, la visita escolar consistió en: “Críos apuntando con fusiles de asalto. Soldados de verdad con la cara pintada de colores de batalla. Tiroteos con petardos aparentando balas. Niños subiéndose a vehículos de guerra. Y un simulacro de combate donde el enemigo dispara con una ametralladora desde una torre y va identificado ante los menores con pañuelos palestinos”. La excursión escolar ha creado una gran polvareda, primero porque no parece muy educativo que los niños empuñen fusiles de asalto, al menos en horario lectivo. Segundo porque identifica al enemigo terrorista con el “pañuelo palestino”, la kufiya, lo cual, pues hombre, es un pelín islamófobo, una generalización racista y peligrosa como, no sé, identificar a todos los narcos con el sombrero mexicano, a todos los policías con Torrente, a todos los militares con aquellos que vulneran los derechos humanos o a todos los políticos con el ministro de Defensa, Pedro Morenés. Injusto, ofensivo e intolerable. Sigue leyendo

Del Baaz al Estado Islámico

Texto preparado para una conferencia pronunciada el 14 de noviembre en Málaga invitado por Al Quds Andalucía, Asociación de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe.

La novela ‘Expediente Bagdad’, que he co-escrito con Eugenio García Gascón, decano de los periodistas españoles en Jerusalén, está dividida por días. Empezamos la trama el 3 de abril del 2003, el día en que las tropas estadounidenses, en su subida desde el sur, llegaron al aeropuerto de Bagdad, dando inicio así al asalto final de la ciudad. Y la acabamos el 9 de abril, cuando en una imagen que seguro que muchos recordáis decenas de iraquíes (muchos menos de lo que los planos cortos televisivos daban que pensar) derribaron una estatua de Saddam Hussein con la ayuda de un tanque estadounidense, en lo que por sí mismo ya era una buena metáfora de lo que estaba por suceder. Así que, igual que hicimos en la novela, si me permitís, voy a intentar apoyarme en fechas para explicar cuatro brochazos de los que está sucediendo ahora en Irak y en la vecina Siria y, en general, en Oriente Próximo. Sigue leyendo