Trump y el ‘show-business’ de los feos

En este tiempo de florecimiento de nuevos medios y nuevas narrativas periodísticas, hay un proyecto cuyo devenir me intriga por encima del resto: el aterrizaje en Bruselas de ‘Politico’, la publicación que en Washington ha logrado convertirse en la referencia de la información política, por encima de cabeceras clásicas como ‘The Washington Post’. La política de Estados Unidos es muchas cosas, y una de ellas es espectáculo, un ‘show’ que los medios alimentan y retroalimentan con gran sentido del momento y del sentido escénico por tres grandes motivos, no necesariamente en este orden: porque es su obligación social, porque su opinión pública lo exige y porque es rentable económicamente. En ese sentido, la gris y burocrática Bruselas está muy alejada del ‘show-politics-business’ de Washington. A Jay Leno, y a muchos otros antes y después de él, se le atribuye la frase “la política es el show-business de los feos”. En Bruselas sin duda hay muchos feos, mucha política y mucho negocio; lo que me intriga es si de todo ello se puede hacer además un ‘show’ entretenido y rentable a la estadounidense. Sigue leyendo

La importancia de ser Iowa

Toda la atención política y mediática estadounidense –y con ella, de gran parte de la de los medios de comunicación internacionales—se centra estos días en el pequeño estado de Iowa, conocido en el resto del mundo por dos cosas: los puentes de Madison y sus caucus. Que los puentes que sirvieron de tapadera al affaire entre Meryl Streep y Clint Eastwood sean tan conocidos responde a la (aplastante) lógica de Hollywood y del exitoso libro en que se basó la película; que lo mismo suceda con los caucus se debe a la (aplastante) lógica mediática estadounidense. Sigue leyendo